El Panteón de Agripa

Panteon Agripa

Una de las construcciones más impresionantes que podemos encontrar en el centro histórico de Roma, es el Panteón de Agripa, junto a la Plaza della Rotonda. Este templo alberga la mayor cúpula del mundo antiguo, coronada por un óculo que permite el paso de la luz del sol.

Dedicado a las 7 divinidades celestes de los romanos (Marte, Mercurio, Júpiter, Saturno, Venus, la Luna y el Sol), cada una de ellas tiene su propio ábside en el interior. Edificado para unir al hombre con los dioses, hace empequeñecer al visitante ante la impresionante bóveda, que representa la cúpula celestial.

Aunque la inscripción del pórtico, a la entrada del Panteón, atribuye su construcción a Marco Vipsiano Agripa en el año 27, la actual construcción no es la original, sino que fue edificada de nuevo (sobre la anterior) en tiempos de Adriano, en el siglo II.

Panteon Agripa

Siglos después, este templo fue donado al Papa Bonifacio IV, convirtiéndose en lugar de culto para los cristianos en el año 608. Afortunadamente, se ha conservado en perfecto estado hasta nuestros días, permitiéndonos contemplarlo en todo su esplendor.

Tras el pórtico rectangular, adornado por columnas de granito gris, nos adentramos en su gran sala circular, sobre la que descansa una enorme cúpula de 43,30 metros de alto por 43,30 metros de diámetro, de hecho, es mayor que la famosa cúpula de la Basílica de San Pedro. Para soportar el enorme peso de la cúpula, se usó piedra volcánica para confeccionar el hormigón y se edificaron 5 filas de casetones como punto de apoyo.

En el centro de la cúpula, encontramos un óculo, una entrada para la luz solar (también para la lluvia). De esta entrada se especula que podía servir como salida de humos, durante las ceremonias aquí realizadas. O quizá esta cúpula tuviese un propósito astronómico, a la vez que religioso, ya que se sabe que durante los equinoccios de invierno y verano, la luz entrante se mueve por la línea que une la cúpula con la base.

A modo de curiosidad hay que destacar que aquí descansan los restos del maestro de la pintura renacentista Rafael.

Foto 1 vía: trucospc.info
Foto 2 vía: ojodigital

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Que ver en Roma



También te interesará...

Deja tu comentario