Cerveteri: el legado del pueblo etrusco

Cerveteri

En esta ocasión, volvemos a abandonar la ciudad Roma con el propósito de descubrir una de las civilizaciones más fascinantes de cuantas habitaron en la península itálica antes de la era imperial: la etrusca.

Para conocer sus numerosos tesoros artísticos, nada mejor que recorrer los 44 km que separan la capital italiana de Cerveteri, resiguiendo la carretera A12 o bien la Via Aurelia (SS1). Si se opta por el tren desde Termini, no obstante, hay que tener en cuenta que la estación de Cerveteri-Ladispoli se halla a 6 km del casco urbano.

Fundada en el siglo VIII a.C., la antigua Caere se convertiría en uno de los mayores centros comerciales del Mediterráneo entre los siglos VII y V a.C. Como principal vestigio de aquella época, descuella la Necrópolis de Banditaccia, situada a unos 2 km de la plaza mayor de Cerveteri y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2004.

Distribuida a modo de ciudad —con calles y plazas—, el recinto acoge las suntuosas y espectaculares tumbas en las que se enterraba a los habitantes de Caere. Entre ellas, destacan la Tomba dei Rilievi (en castellano, de los Relieves, en la foto), ornada con grabados que representan utensilios de cocina; la Tomba dei Capitelli (del siglo VI a.C.), tallada en piedra volcánica con el propósito de darle una apariencia similar a la de una casa etrusca, y la Tomba degli Scudi e delle Sedie (de los Escudos y las Sillas), esculpida en piedra de toba.

Antes de entrar, se aconseja adquirir un mapa de la necrópolis, ya que no resulta fácil orientarse en su intrincado trazado. El recinto abre sus puertas de martes a domingo, de las 09.00 h y hasta la caída del sol.

Ya en el centro de Cerveteri, vale la pena redondear la visita visitando el Museo Nacional Etrusco, cuyo interior alberga numerosas piezas de cerámica y sarcófagos procedentes de la necrópolis y del puerto de Pyrgi. El horario de apertura va de las 09.00 h a las 19.00 h, de martes a domingo.

Foto vía: Rural Journey

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Excursiones desde Roma



También te interesará...

Deja tu comentario