Cómo llegar a Roma

Roma Termini

Situada en el centro de la península Itálica y a escasos kilómetros de la costa occidental del país —frente al mar Tirreno—, Roma es la capital de Italia y de la provincia en la que pertenece: el Lazio.

Por su condición de destino turístico de primer orden, existen numerosas alternativas para llegar a Roma desde España, si bien algunas no resultan excesivamente recomendables, al requerir una gran inversión de tiempo y dinero.

En cualquier caso, se exponen a continuación todas las alternativas existentes, para que el viajero pueda escoger la que mejor se adapte a sus necesidades, disponibilidad y presupuesto.

VIAJAR EN COCHE

Sin duda, se trata de la opción menos aconsejable, dada la considerable distancia existente entre el territorio español y la capital Italiana. Por ejemplo, 1.367 km separan Barcelona de Roma, mientras que entre Madrid y ésta, la cifra se eleva hasta los 1.968 km. Si se desea realizar este recorrido en vehículo privado, la opción más rápida es salir del Estado español por La Jonquera (provincia de Girona) y, tras entrar en Francia, alcanzar el territorio italiano subiendo a la altura de Perpinyà y, una vez allí, tomando y resiguiendo la autopista de la costa. Finalmente, una vez rebasada la frontera italiana, hay que recorrer casi 700 km hasta Roma. Siguiendo estas indicaciones, la duración aproximada del viaje se sitúa en unas 13 horas desde Barcelona y casi 19 horas desde Madrid, a las que hay que añadirle los correspondientes descansos.

Si bien la mayor parte del viaje se desarrolla a través de vías rápidas, lo cierto es que esta circunstancia tiene un importante impacte en el precio del viaje. En efecto, el coste estimado por efectuar el recorrido desde Barcelona es de 238 euros (desglosados en 128 euros en carburante y 110 en concepto de peajes). Obviamente, esta cifra es aún más elevado en al caso de los desplazamientos que se efectúen desde Madrid. Si se escoge esta opción, el coste es de unos 317 euros (184 euros de carburante y 133 en tasas de peaje).

VIAJAR EN AUTOBÚS

Este medio de transporte presenta los mismos inconvenientes que el coche, aunque ahorra al viajero la conducción y rebaja sensiblemente el precio del desplazamiento.

Desde la estación del Nord de Barcelona, salen autocares todos los días (excepto los jueves) que enlazan con la capital italiana. El precio es de 109 euros por trayecto, aunque el viaje de ida y vuelta con billete cerrado sale por 183 euros. El recorrido se inicia a las 17.30 h y culmina en Roma a las 14.30 h del día siguiente.

VIAJAR EN TREN

Desde España, en la actualidad no se ofrecen viajes directos a Roma. La única opción para desplazarse por esta vía sería tomar un tren que sale de Barcelona por la tarde (también para en Girona y Figueres) y llega a Turín a primera hora de la mañana. La duración del viaje es de 12 horas y media, y se pueden conseguir billetes a partir de 93 euros (precio que corresponde a la tarifa infantil) por trayecto. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la frecuencia no es diaria.

Una vez en Turín (situada a 680 km de Roma), se puede llegar a la capital italiana tomando alguno de los trenes operados por la compañía ferroviaria local, Trenitalia. El desplazamiento supone un tiempo de entre cuatro horas y media y ocho, y los precios oscilan entre los 44,5 euros y los 146 euros.

VUELOS A ROMA

Roma cuenta con dos aeropuertos: el de Leonardo Da Vinci (Fiumicino), situado a 25 km al suroeste, y el de Ciampino, ubicado al sureste y a 13 km del centro urbano (este último suele albergar los vuelos de bajo coste). Ambos disponen de autobuses para acceder a la ciudad, aunque en el caso de Fiumicino también dispone de dos líneas de tren. La primera enlaza directamente con la céntrica estación de Termini (la duración aproximada por trayecto es de media hora), mientras que la segunda comprende paradas en otros puntos de la ciudad.

CRUCEROS

Desde Barcelona, Valencia, Málaga y Palma de Mallorca, zarpan numerosos cruceros con destino a Civitavecchia, cuyo puerto está situado a escasos kilómetros de Roma. Una vez en tierra, y muy cerca del muelle (en la plaza de Vittorio Emmanuele), se halla la estación central de autobuses. Desde allí, se puede llegar a la capital italiana tomando un autobús interurbano (es azul y está operado por la compañía Cotral). A su vez, en la misma plaza también es posible coger un autobús urbano de la línea C, que enlaza con la estación FC. Desde la misma, cada 10 o 20 minutos sale un tren hacia Termini.

Foto vía: Cinque Giorni

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Información práctica de Roma



También te interesará...

Deja tu comentario