Lo mejor del barrio del Trastevere

trastevere

Aunque hace unas semanas al pintoresco barrio del Trastevere le tocó compartir protagonismo con el Aventino, hoy acapara toda la atención de estas líneas. Motivos para ello no le faltan: además de ser uno de los barrios más animados de Roma, es también uno de los que destilan más encanto. En efecto, sus coquetas callejuelas empedradas y sus rincones pintorescos harán que el viajero olvide que está recorriendo la capital de un país.

Además, éste es un momento inmejorable para conocer este barrio, ya que durante la segunda quincena de julio acogerá la fiesta de Noantri. Originaria del siglo XVI y con un marcado acento religioso, este festival ha perdido actualmente este sesgo, convirtiéndose en el enésimo reclamo turístico de la Ciudad Eterna.

Una de sus arterias más emblemáticas es Viale di Trastevere, donde se halla la iglesia de San Crisogno. Ésta exhibe un magnífico campanario románico de inicios del siglo XII, así como un sencillo pórtico de 1626. Justo delante, se alza la Carserma dei Vigili della VII Coorte, que en el pasado albergó el parque de bomberos de Roma, y a la derecha, la torre degli Anguillara, del siglo XIII.

Girando a la izquierda y continuando por Via della Lugaretta, se llega a la Piazza di Santa Maria in Trastevere, que da cabida a la iglesia del mismo nombre. Ésta debe su fama a los mosaicos de Pietro Cavallini, aunque también a obras anteriores, como el célebre mosaico de Isaías. En el exterior, merece la pena fijarse en la fuente octogonal que preside la plaza, realizada en 1692 por Carlo Fontana.

A la derecha, en Piazza di Sant’Egido, se encuentran la iglesia homónima y el adyacente Museo del Folclore, que abre sus puertas en un convento.  Por último, contiuando por Via della Scala, se llega a la iglesia de Santa Maria delle Sette Dolori (1643), proyectada por Borromini, y a la iglesia de Santa Maria della Scala, de estilo barroco.

A la hora de reponer fuerzas, se aconseja dirigirse al Vicolo del Piede o bien a la Piazza Belli, presidida por una estatua que recuerda al poeta Ciuseppe Gioacchino Belli (1791-1863).

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Callejero de Roma



Deja tu comentario