La Via Veneto, el corazón de La Dolce Vita

Via Veneto

Si hiciéramos una pequeña encuesta sobre algunas de las calles más turísticas y conocidas de Europa, seguro que más de uno incluiría la Via Veneto. Así es como se la conoce, aunque en las típicas placas de la calle vais a leer Via Vittorio Veneto, en honor a la batalla del mismo nombre que, durante la Primera Guerra Mundial, enfrentó a las tropas italianas con las del Imperio Austrohúngaro. Aquella contienda significó precisamente la derrota definitiva del imperio.

Yo este dato histórico no lo sabía hasta que, una vez en Roma, leí en una guía de viajes el origen de su nombre. A mí la Vía Veneto me había llevado siempre hasta la inmortal película de La Dolce Vita de Fellini. En esta calle se sitúan el famoso Café de París y el Harry’s Bar que aparecen en el filme. Precisamente bajo el nombre de la calle hay una plaza en honor a Fellini y su película.

Hoy la Via Veneto es paso obligado de turistas y lugareños. Cuenta con cafés, hoteles y tiendas de lujo y, como dicen los propios romanos, es una calle para pasearla y vivirla. Tal vez podáis encontraros a alguna celebridad italiana, aunque cada vez es más difícil. Nada que ver con la década de los 60, cuando se dejaban ver mucho más por aquí, especialmente a la salida y entrada de los hoteles.

Yo os recomiendo pasear tanto de día como de noche por esta calle. Tiene una curiosa forma de S y, además de ir de compras y mirar los escaparates, los menos amantes de las tiendas podéis sentaros en alguna de sus terrazas a ver pasar la vida, o entrar en un buen restaurante a disfrutar de la gastronomía italiana. Hay que tener buen ojo por que la mayoría son un poco caros. ¿Os suena el Hard Rock Café?. Pues también se encuentra en esta calle.

Los edificios de la Via Veneto son bastante elegantes. Representan la clase alta de Roma. Hoteles, tiendas de lujo con las principales marcas y mucha gente cosmopolita.

Mi consejo: pasear por esta calle al atardecer, subiendo por las famosas escalinatas de la Plaza de España o, mucho más cerca, después de ver la Fontana di Trevi. Una vez en Via Veneto buscar el Doney Gran Café, en el número 145, uno de los favoritos de Fellini, o tal vez el Café París en el número 90. Una vez aquí disfrutar de la esencia de la capital italiana, en medio del glamour y el encanto de una de las calles más turísticas de Europa.

– Información práctica para viajar a Roma

Foto Vía Tickley 42

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Callejero de Roma



También te interesará...

Deja tu comentario