El monumento a Vittorio Emanuele II

En plena Piazza Venezia, en Roma, nos encontramos con un imponente monumento que destaca entre los edificios de corte clásico que lo rodean, el llamado Vittoriale o Monumento Nacional de Vittorio Emanuele II. Finalizado e inaugurado en el año 1911, es un homenaje al primer rey que tuvo de Italia después de su unificación.

Aunque no todo han sido elogios durante su historia, ya que debido a la necesidad de derribar varios edificios históricos para construirlo, y al descontento de los ciudadanos que no veían necesaria la construcción de dicho monumento, la obra no fue acogida con entusiasmo.

Hoy en día, además de como monumento, también sirve como sede del Museo Central del Risorgimento y del Instituto para la Historia del Risorgimento Italiano. También cumple las funciones de recordatorio a los soldados caídos en la Primera Guerra Mundial, acogiendo la tumba del Soldado Desconocido, sitio en el que hay una luz encendida de forma permanente, como recuerdo de tantas vidas perdidas en la guerra. La principal misión del Museo del Risorgimento es la de mostrarnos los detalles del proceso de unificación de Italia, y también sobre el armamento y los pertrechos utilizados por las tropas italianas.

El Monumento Nacional de Vittorio Emanuele II posee 135 metros de ancho y las estatuas que lo coronan están a 70 metros de altura, todo ello adornado de columnas de estilo corintio e imponentes escaleras. El conjunto está realizado en su mayoría en mármol blanco, teniendo como centro una estatua del monarca sobre un caballo, realizada en bronce, y a la que custodian dos cuadrigas comandadas por la diosa Victoria.

Quizá uno de los mejores motivos para visitarlo sea el de disfrutar de su terraza panorámica, situada al nivel de las cuadrigas que custodian al rey, y desde la que podemos contemplar unas hermosas vistas de los alrededores.

Información práctica:

  • Dirección: Piazza Venezia
  • Precios: Entrada gratuita
  • Ascensor: 7 Euros para los adultos y 3,50 para menores de 18 años y mayores de 65.
Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Que ver en Roma



Deja tu comentario