Los 9 monumentos más bellos de Roma

Fontana de Trevi

Destacar 9 monumentos en Roma puede ser complicado. Pocas ciudades en el mundo cuentan con tantísimo patrimonio como ésta. No obstante, nos arriesgamos a hacer una lista de los 9 monumentos más bellos de Roma. Una lista con la que disfrutarás de aquellos puntos más emblemáticos de la ciudad.

Para empezar, sin duda, hay que incluir la Fontana di Trevi, considerada como una de las fuentes más bonitas del mundo. Sus dimensiones son espectaculares, 20 metros de ancho por 26 de alto, siendo, además, la fuente más grande de toda Roma.

No menos monumental es El Coliseo de Roma, símbolo absoluto de la ciudad. Esta imponente construcción tiene aproximadamente 2.000 años de antigüedad. Su construcción comenzó en el año 72 y se terminó en el año 80. Hoy por hoy es visitable, una suerte, pues estaremos frente al mayor anfiteatro romano, con unas dimensiones impresionantes, 188 m de longitud, 156 m de anchura y 57 m de altura.

El Foro Romano es otra de las joyas de la ciudad. Este antiguo recinto era el encargado de aglutinar la vida pública y religiosa de la antigua Roma. Así, para ser sinceros, no se trata de un único monumento, pues en su interior, entre otros, podrás visitar y disfrutar del Arco de Tito, el Templo de Antonino y Faustina, la Basílica de Majencio y Constantino, La Curia o la Columna de Foca, entre muchos otros.

Una visita a Roma sin ver el Panteón de Agripa será una visita incompleta. Conocido también como el Panteón de Roma, es una de las obras maestras de la arquitectura de esta ciudad. Además, destaca por ser el edificio mejor conservado de toda la Antigua Roma. Construido en el año 126 d. C, sus dimensiones también destacan, esta vez quizá más por la curiosidad de que su diámetro es igual a su altura 43,30 metros.

Pasear también por el Monte Palatino, que es la más céntrica de las famosas siete colinas de Roma. Se trata de una de las partes más antiguas de la ciudad, el lugar en el que vivían las clases más influyentes de la Antigua Roma. Así, entre otras visitas, en el Palatino podrás disfrutar de residencias privadas como la Casa Augusto, de los Jardines Farnesianos o del Hipódromo de Domiciano.

Entre el Coliseo y la Colina del Palatino también podrás visitar otro monumento imprescindible, el Arco de Constantino, el cual fue levantado en el año 315 en conmemoración de la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio. Con una altura de 21 metros, este es el arco más moderno construido en la Antigua Roma.

Coliseo y Arco de Constantino

¿Un poco más de historia? Si no estás cansado, no te pierdas el Mercado de Trajano, construido entre los años 100 y 110. Se trata del primer centro comercial cubierto de toda la historia. Con 6 plantas en las que se repartían 150 locales comerciales no deja de ser un punto de lo más interesante.

Y para ir concluyendo, no hay que olvidar que los circos romanos eran lugares muy importantes en las ciudades romanas. Sin duda se perfilaban como las instalaciones lúdicas más apreciadas de la época. No te olvides, pues, de visitar el Circo Máximo de Roma.

Finalmente debes visitar la Boca de la Verdad, esa enorme máscara de mármol que todos hemos visto en alguna ocasión en fotografías y postales. Un enorme rostro con un diámetro de 1,75 metros dedicada al Dios del Mar. ¿Te atreverás a introducir la mano en su boca?

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Roma



Deja tu comentario