Coppedé, un barrio de fantasía

coppede

La “ciudad eterna” es prolífica en monumentos y en construcciones famosas a nivel mundial, pero también esconde algunos lugares que bien se merecen una visita. Para quienes la elijan como destino guarda innumerables tesoros escondidos entre sus callejuelas. Hay rutas que nos llevan entre estos lugares poco conocidos, para no perdernos ningún detalle de esta ciudad.

Una de ellas comienza al traspasar un soberbio arco que da inicio al recorrido que os llevará por el barrio de Coppedé, una auténtica joya romana que da cuenta de la singular belleza que se esconde en muchos rincones de la capital italiana.

Coppedé es un barrio no demasiado antiguo, que fue construido por encargo en el norte de la ciudad a comienzos del siglo XX. El escultor y arquitecto Gino Coppedé fue quien llevó adelante el proyecto y así fue como nació este espacio diferencial compuesto por 17 villas de ensueño y 26 palacios residenciales.

Resumen de estilos y formas, Coppedé fue totalmente reconstruido por el arquitecto experto en la materia quien ya había diseñado diversos palacios en distintos puntos de Italia. Su trabajo puede apreciarse en este barrio romano donde conviven todo tipo de construcciones, algunas de ellas de estilo Art Decó, otras más barrocas, medievales o “Liberty”.

Coppedé está ubicado en las cercanías de la Piazza Mincio, entre la Piazza Buenos Aires, la Vía Tagliamento y el Corso Trieste. Para llegar, hay que atravesar el mencionado arco que une dos palacios y está situado sobre la vía Tagliamento. Soberbio, imponente, el techo del arco es de estilo barroco y presenta una importante araña en el centro Ya del otro lado, la Piazza Mincio da inicio a la aventura de transitar por el barrio. Se trata de un maravilloso espacio al aire libre que está rodeado de palacios y villas, y en cuyo centro descansa la Fontanella delle Rane o Fuente de la Rana.

Las 17 villas que componen el paisaje de Coppedé tienen dos o tres plantas y alcanzan una altura máxima de 19 metros. Una de las más llamativas es Villano delle Fatte, una construcción muy atractiva cuyo está cubierto de murales aunque Palazzina dil Ragno no se queda atrás con su amplio balcón coronado por cinco columnas. Y lo mismo sucede con tantas otras…

Las construcciones parecen de fantasía y el viajero casual quedará sorprendido si llega al barrio por casualidad. Sin dudas, la astucia de este arquitecto de espíritu elevado y gran oficio ha dejado su huella en esta parte de la ciudad que brilla como pocas y nos transporta a otro mundo.

Foto Vía: Paoblog

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Callejero de Roma



Deja tu comentario