La Pirámide Cestia, una tumba centenaria

piramide cestia

¿Una pirámide en Roma? Pues sí, la encuentras al lado del cementerio protestante de la capital italiana y junto a la Porta San Paolo. Se trata de la Pirámide Cestia, también llamada Pirámide de Cayo Cestio y se construyó alrededor del año 12 a.C para ser la tumba de Cayo Cestia Epulone, un alto y rico magistrado.

Si hay algo que perdura en el tiempo es la moda egipcia, siempre notamos algún detalle egipcio en un edificio, una prenda, un estilo. La civilización egipcia ha desaparecido del mapa hace siglos, pero no del todo. Bueno, en aquellos años en Roma estaba de moda lo egipcio así que esta pirámide representa ese momento.

La pirámide es cuadrada, tiene una altura de 36,40 metros y unos 30 metros de lado. La estructura es de ladrillo pero está recubierta por placas de mármol. Del lado este y oeste hay inscripciones en latín dónde aparece el nombre del magistrado y las condiciones de su construcción, trabajos que según estos dichos duraron 330 días. Casi un año completo.

piramide cestia 2

El ser humano parece siempre querer construir tumbas cuyo tamaño guarde relación con la importancia que se tuvo en vida. Por eso es que abundan las tumbas magníficas en todas partes del mundo, monumentos eternos a la gloria de alguien que hace siglos es polvo. Bueno, que en el tiempo de los Césares la gente importante comenzó la moda de construir tumbas enormes siguiendo el ejemplo de los egipcios.

Uno de ellos fue este rico magistrado, Cayo Cestio Epulone. Más tarde, en el siglo III la pirámide, que en algún momento se pensó era la tumba de Remo, pasó a integrarse a la muralla Aureliana que el emperador por cuyo nombre se bautizó construyó para protegerse de la invasión de los bárbaros.

Bien, la pirámide puede visitarse pero no es fácil pues hay que pedir la visita con bastante tiempo de antelación. La encuentras en la Piazzale Ostiense, 00154.

Foto 2: vía Digilander

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Que ver en Roma



También te interesará...

Deja tu comentario