Pons Fabricius, el puente romano más antiguo

ponte_fabricio

Roma también es una ciudad de puentes y el puente romano más antiguo que se conserva en ella es el Pons Fabricius, también llamado Ponte dei Quattro Capi. Se alza en su emplazamiento original, sobre las aguas del Tíber, en el mismo sitio en el que se construyó en el año 62 d.C.

El Pons Fabricius va desde el Campo de Marte en el lado este hasta la Isla Tiberina. Quattro Capi significa cuatro cabezas y esto hace referencia a los dos pilares de mármol con dos caras de Jano que había sobre el parapeto y que en el siglo XIV se trasladaron a la cercana iglesia de San Gregorio.

Parece que este puente de piedra se construyó en tiempos en los que Cicerón era cónsul y en el lugar de otro puente de madera que había sido destruido por un incendio. Se le encargó al curador de caminos Lucius Fabricius y al día de hoy se conserva intacto, aún cuando desde entonces continúa absolutamente en uso. ¡Qué maravilla!

ponte_fabricius

¿Y cómo es este puente? ¿Cuánto mide? El Pons Fabricius mide 62 metros de largo y 5.5 metros de ancho. Tiene dos arcos anchos soportados por un pilar central que está apoyado en el medio del cause del río. Su corazón es de turba y su fachada exterior hoy tiene ladrillos y travertino.

Precisamente en esta piedra se lee una de las inscripciones antiguas que todavía se conservan en Roma. En este caso hace referencia al constructor, su linaje y su puesto en la ciudad. Se repite cuatro veces, una en cada arco y de ambos lados del puente.

El papa que se encargó de su restauración en 1679, el Papa Inocencio XI, también dejó una inscripción pero más pequeña.

Foto 1 vía: The Culture Bite

Foto 2 vía: Wikipedia

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Que ver en Roma



También te interesará...

Deja tu comentario