La Villa Gregoriana, cascadas y paseos cerca de Roma

villa-gregoriana-1

A las afueras de Roma hay tantas atracciones como dentro de la ciudad así que si tienes tiempo enfila hacia Tivoli, un destino muy bonito. En la época de los romanos y posteriormente del Renacimiento las familias ricas se construyeron aquí sus casas de veraneo, cerca del río Aniene, y así hoy, además de ser un sitio famoso por la calidad del mármol de sus canteras, es un sitio con algunas antiguas y hermosas mansiones.

Os hemos hablado ya de Villa Adriana, la mansión mas famosa de todas, la mas grande del Imperio Romano, construida por el emperador Adriano, y también de Villa d’Este, una mansión renacentista del siglo XVI con inmensos jardines y fuentes maravillosas.

Bueno, otra villa de estas es la Villa Gregoriana. La villa es otro rincón precioso de Tivoli, un sitio con jardines, cascadas y manantiales que te sumergen en un mar de tranquilidad, bien lejos del ruido de la capital italiana. Es la menos conocida de la zona y por ende una de las menos visitadas pero no deja de ser hermosa. Si te gusta caminar en un bosque denso y misterioso, casi mágico, esa será la experiencia de Villa Gregoriana.

La naturaleza de esta parte de Tivoli es así de bonita y capturó inmediatamente la imaginación de los poetas del Renacimiento: piensa un lugar verde, mágico, con arboles centenarios y alguna que otra ruina romana abandonada. ¡El mejor cóctel para cualquier relato! Así, a mediados del siglo XIX el Papa Gregorio XII ordena construir un parque para darle un poco de forma al lugar, tan visitado por los principiantes turistas ingleses.

Los ingenieros de la época construyeron entonces conductos bajo tierra para desviar las aguas del río Aniene que solían inundar la zona, desviándolas hacia las cascadas. Entonces Villa Gregoriana cobró vida, bautizada como el Papa que le dio forma. ¿Y qué nos encontramos hoy en día?  Hay algunos templos romanos, uno circular dedicado a Sibila Albunea, las ruinas de una villa del siglo II d.C y una enorme cascada de 130 metros de alto que emerge de los bosques con un ruido terrible.

Hay otra cascada también, retocada por el hermano de Bernini, Luigi, en 1669, por lo que se llama como esta famosa y genial familia de arquitectos y escultores, y después, lagos, riachuelos y grutas.

Información práctica sobre la Villa Gregoriana:

. Ubicación: Tivoli, a 31 km de Roma

. Cómo ir: en metro a Rebibbia y después en autobús COTRAL a Tivoli.

. Horarios: abre de 10am a 2:30pm

. Precio: 4€

Foto 1. vía Turismo Actual

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Excursiones desde Roma



También te interesará...

Deja tu comentario