Conocer la iglesia de Santa Maria Sopra Minerva

Iglesia de Santa Maria Sopra Minerva

El post de hoy se acerca a una de las iglesias más hermosas y visitadas de Roma: Santa Maria Sopra Minerva. Sin embargo, su incomparable belleza no sólo tiene que ver con sus naves interiores cubiertas por majestuosas vueltas de crucería o con la elegante sobriedad de su fachada, sino también con la plaza sobre la que se alza este ecléctico templo.

Conocida como Piazza della Minerva, comenzó a construirse en 1280 y fue concluida en 1500, aunque en el siglo XVII fue objeto de algunas reformas. En el centro de la misma, se yergue uno de los obeliscos de la Ciudad Eterna, siendo quizás uno de los más conocidos y, por descontado, el más original, ya que el esbelto monolito reposa sobre el lomo de un elefante diseñado por Bernini.

No obstante, lo cierto es que la iglesia acaparará la mayor parte de la atención del recién llegado, ya que en ella descubrirá notables tesoros artísticos. Entre ellos, destacan el monumento en mármol a Maria Raggi (1643) y el busto dedicado a Giovani Vigevano (1617), ubicado entre la tercera y la cuarta capilla. Ambas obras llevan también la rúbrica de Bernini.

Asimismo, tampoco hay que perder de vista el “Redentor con la cruz“, obra de Miguel Ángel Buonarotti, ni la ostentosa capilla de Aldobrandini (1600-1605), proyectada por Carlo Maderno y Giacomo della Porta. Por último, merece la pena dedicar un tiempo a los magníficos frescos renacentistas (1489) creados por Filippino Lippi y que representan escenas de la Anunciación.

Y para los coleccionistas de anécdotas, un apunte adicional: la iglesia Santa Maria Sopra Minerva fue el lugar en el que se designó a San Valentín como el patrón de los enamorados, allá por el año 1465.

Este precioso edificio barroco abre sus puertas de 07.00 h a 12.00 h, y de 16.00 h a 19.00 h, aproximadamente. Para llegar hasta allí, se puede tomar el autobús de las líneas 44, 46, 56, 60, 662, 64, 65, 70, 75, 81, 87, 94, 115, 170, 186, 492 y 710, a Largo di Torre Argentina.

Foto vía: Javier Albertos

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Que ver en Roma



Deja tu comentario