El puente de Sant’Angelo: un lugar idílico sobre el Tíber

puente de Sant’Angelo

Si bien Florencia cuenta con su evocador puente sobre el Arno, la Ciudad Eterna hace lo propio con el bellísimo puente de Sant’Angelo, quizás uno de los más bellos de Italia. Situado sobre el Tíber, esta magnífica construcción rompe el aislamiento del icónico Castel Sant’Angelo.

Resulta una obviedad afirmar que éste es, de largo, el más elegante de los puentes que salpican el trazado urbano romano.

En 1667, el incomparable Bernini se ocupó del diseño de diez de los ángeles que decoran su barandilla. Tal y como el visitante podrá advertir, cada uno de estos trabajos escultóricos muestra uno de los temas relacionados con la pasión y la muerte e Cristo.

Debido a sus exageradas expresiones de éxtasis —una constante dentro de las obras berninianas, dicho sea de paso—, este conjunto se ha ganado a pulso el sobrenombre de los “Alegres Maníacos”. Otros dos ángeles de belleza excepcional, fueron trasladados a la iglesia de Sant’Andrea delle Fratte, sita en la via homónima. De este modo, se pretendía preservarlos de los rigores climatológicos y de la polución existente en la capital italiana.

La mayor parte del puente se llevó a cabo entre los siglos XVII y XIX, a pesar de que los arcos centrales corresponden a restos que el emperador Adriano (76-138 d.C.) mandó erigir en el siglo I d.C. para ir hasta su tumba.

Por lo que ataña a sus dimensiones, esta construcción cuenta con 7 m de alto por otros 11 m de altura, aproximadamente.

Sin duda, fotografiarse junto a este hermosísimo puente es el mejor preámbulo para visitar los tesoros que encierra la cercana Ciudad del Vaticano.

Información práctica sobre el puente de Sant’Angelo:

– Dirección: Lungotevere Castello (cerca de la parada de metro de Lepanto).
– Cómo llegar: se puede acceder hasta el puente en autobús (líneas 87, 280 y 492 a Lungotevere Castello, o bien 34, 49, 926 y 990 a Piazza Cavour).
– Sitio web: http://www.castelsantangelo.com

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Callejero de Roma



Deja tu comentario