La capilla Sixtina, icono del Renacimiento y de Roma

Capilla Sixtina

Sin ánimos de desmerecer la imponente basílica de San Pedro del Vaticano, si por algo destaca la Ciudad del Vaticano es por una de las imágenes más famosas y reproducidas que podréis ver: los magníficas pinturas de la capilla Sixtina.

Para acceder a ella, hay que caminar unos 20 minutos por los pasillos de los Museos Vaticanos (ésta se despliega inmediatamente después de las Estancias de Rafael). Tras entrar en sus dependencias, la atención del viajero se centrará hacia los maravillosos frescos que decoran el techo y las parades, ejecutados por Miguel Ángel entre 1508 y 1512. Se dice que el artista pasó miles de horas en cuclillas sobre un andamio, vigilado en todo momento por el papa Julio II.

En las décadas de 1980 y 1990 se llevó a cabo una restauración exhaustiva de las pinturas, que sirvió para limpiar y avivar sus colores. Y, por supuesto, para quitar las ropas que otros papas, mucho más timoratos, habían ordenado pintar para cubrir las vergüenzas de los personajes bíblicos que componen las diversas escenas.

En el techo, el recién llegado podrá contemplar algunos pasajes de la Creación del mundo (en la imagen). No obstante, el verdadero protagonismo recae en la última pared de la capilla, donde se narra admirablemente el Juicio Universal. Miguel Ángel lo realizó entre 1534-1541, estando ya muy enfermo. Hay quien considera que el rostro que se distingue en el fragmento de piel que sostiene San Bartolomé es un autorretrato y que la figura diabólica del ángulo inferior derecho es el retrato del secretario papal, quien mantuvo numerosas discrepancias con Miguel Ángel.

Si visitáis Roma os interesará saber que en la actualidad, la capilla Sixtina es el lugar en el que se reúnen los cardenales cada vez que hay que elegir a un nuevo Papa.

Información práctica sobre la capilla Sixtina y los Museos Vaticanos:

– Dirección: Piazza San Pietro, s/n, Ciudad del Vaticano.

– Precio: el coste de la entrada general es de 5 euros, y de 15 euros si se quiere visitar también la capilla Sixtina. En el caso de los visitantes de entre 18 y 25 años, la tarifa es de 2 y 8 euros, respectivamente; 2 y 4 euros en el caso de los grupos de escolares, y gratuito para los menores de 7 años, y para todos los visitantes el último domingo del mes.

– Cómo llegar: en autobús (línea 62, 64 a Piazza San Pietro; 23, 32, 49, 51, 81, 492, 907 y 991 a Piazza del Risorgimento); en metro, parada de Ottaviano.

– Horario: de lunes a sábado, de las 09.00 h a las 16.00 h (aunque, una vez dentro, la visita puede prolongarse hasta las 18.00 h), y el último domingo de cada mes, de las 09.00 h a las 12.00 h. Abierto todo el año, excepto los domingos (salvo el último de cada mes), el 1 y el 6 de enero, el 11 de febrero, el 19 de marzo, el domingo y el Lunes de Pascua, el 1 de mayo, el 29 de junio, los días 14 y 15 de agosto, el 1 de noviembre y los días 8, 25 y 26 de diciembre.

Foto vía: Disfrutar Roma

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad del vaticano



Deja tu comentario