- Sobre Roma - https://sobreroma.com -

Vivir la Navidad en Roma

Como viene siendo habitual, la fiesta de la Inmaculada Concepción (o Immacolata Concezione), que tiene lugar el 8 de diciembre y que es festivo en toda Italia, marca el inicio de las fiestas navideñas.

En efecto, ésta es la fecha elegida para inaugurar oficialmente el alumbrado que embellecerá durante semanas las calles de Roma, primorosamente engalanadas y listas para acoger uno de las celebraciones más importantes del calendario litúrgico: el nacimiento de Cristo.

Al mal tiempo, buena cara, debe pensar el Ayuntamiento de la Ciudad Eterna, tras la convulsa situación política y financiera que ha vivido en los últimos años el país transalpino, y que se ha saldado con un cambio en el Ejecutivo italiano. O al menos, ésa es la sensación que se respirar al transitar por el siempre bullicioso callejero romano.

Aquellos que quieran empaparse de la atmósfera que reina estos días en la ciudad, no deben dejar de visitar la hermosa Piazza Navona, que alberga el mercadillo navideño más importante.

Otro escenario clave será la basílica de San Pedro del Vaticano, que la noche del 24 de diciembre dará cabida a la tradicional Misa del Gallo, oficiada por el papa Benedicto XVI. El pontífice también ofrecerá una misa solemne al día siguiente y en el mismo marco, que contará con la indefectible bendición urbi et orbi. En cuanto al 26 de diciembre, San Esteban (Santo Stefano), se trata de otra jornada festiva en Roma.

La última gran cita del 2011 será la esperada Nochevieja (San Silvestro o Capodanno), que cada 31 de diciembre tiene como punto neurálgico la Piazza Spagna. Para comenzar el 2012 con buen pie, los italianos celebran las 12 campanadas de medianoche con un buen plato de lentejas (otra versión de la tradición de las 12 uvas)  y, si se tiene pareja, le felicitan la entrada del año con un beso bajo una rama de muérdago (“vischio”).