El panettone: un dulce navideño imprescindible

Panettone

Aunque el origen de esta riquísima especialidad repostera no está en la Ciudad Eterna, sino en Milán, su delicioso sabor y textura la han convertido en un clásico de la Navidad en toda Italia. De hecho, la receta en cuestión es un dulce que no debe faltar en la mesa de cualquier romano: el exquisito panettone.

En los últimos años, la fama de este delicado brioche aromatizado y relleno de frutas ha traspasado fronteras, por lo que en la actualidad también es fácil adquirirlo en la mayoría de los establecimientos comerciales europeos.

No obstante, pensando en aquellos que deseen poner a prueba su destreza culinaria, este post ofrece algunas indicaciones para preparar un esponjoso panettone en casa. A continuación, la receta para elaborar esta tradicional delicia italiana.

Ingredientes

  • 1/2 kg. de harina
  • 175 ml de leche
  • 75 cl de agua
  • 40 g de arándanos desecados
  • 40 g de mantequilla cortada en dados
  • 40 g de nueces picadas
  • 40 g de pasas sin semillas
  • 40 g de piel de cítrico escarchada
  • 20 g de azúcar
  • 4 cucharadas de miel
  • 2 cucharaditas de semillas de anís molidas
  • 2 sobres de azúcar avainillado
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita y 1/2 de levadura de panadería
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de clavo molido
  • 1 chorrito de aceite de oliva o de girasol

Primero, mezclar los ingredientes en un recipiente hondo, amasar brevemente y pasar la pasta a una mesa cubierta de harina. Procesar a mano durante 10 minutos. A continuación,  ponerla en un cuenco con un poco de aceite, cubrirla con un film y dejarla fermentar durante una hora, hasta que la masa duplique su volumen. Seguidamente, pasarlo todo a la mesa enharinada, amasar ligeramente y dejarlo reposar durante 10 minutos, cubriendo el resultado con un film.

Engrasar y preparar un molde, como si se tratara de una magdalena. Extender la masa en él, dándole forma de rulo alargado. Colocarla en el fondo del molde, enrollándola en forma de anillo. Taparla y dejarla fermentar en un sitio cálido durante 45 minutos, o bien hasta que la masa gane algo de volumen.

Meter la masa en el horno, precalentado a 180 grados centígrados, y hornear unos 40 minutos, o  hasta que adquiera una tonalidad dorada. Retirarla y dejarla enfriar dentro del molde, para evitar que pierda su forma. Desmoldar, espolvorear con el azúcar aromatizado y servir el panettone acompañado de vino dulce o algún licor.

Foto vía: Alta Cucina Society

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Comer en Roma



Deja tu comentario