Un paseo por el Campo Marzio

Panteon de Agripa

Este blog vuelve a sumergirse en las cautivadoras calles y avenidas de Roma para mostrar otro de los rincones neurálgicos de la capital italiana: el Campo Marzio.

Sin duda, disfrutar de su animación y de sus atracciones será el mejor regalo para todos aquellos que busquen una manera diferente de descubrir el día a día de la ciudad.

El destino de hoy es la planicie comprendida entre el río Tíber, el Campidoglio y el tramo final del Quirinale. Sin embargo, con el paso de los años, empezó a denominarse Campo Marzio al área occidental de la Via Flaminea (221 a.C.). La parte urbanizada de la misma recibía el nombre de Via Lata, hoy rebautizada como Via del Corso.

Aunque poco se sabe de sus orígenes, la tradición atribuye a los tarquinios la fundación de esta zona. Tras su conquista, fue cedida el pueblo y dedicada al dios romano de la guerra: Marte. Este enclave se hallaba fuera del «pomerium» —es decir, el recinto sagrado de la ciudad en el que las armas estaban vetadas. Durante el período imperial, el campo se convirtió en el escenario de numerosos festejos populares.

En la actualidad, el Campo Marzio no ha perdido un ápice de su magnetismo entre la población local. Sin ir más lejos, es uno de los lugares de Roma que albergan una mayor vida urbana. Buena parte de su éxito radica en el extraordinario muestrario de monumentos y edificios históricos que atesora. Entre ellos, descuellan joyas como el soberbio Panteón de Agripa (120 d.C., en la imagen) o el palacio de Montecitorio.

Asimismo, en las estrechas callejuelas del Campo Marzio también es habitual toparse con diputados y senadores italianos, especialmente en las inmediaciones de la plaza de Montecitorio. Por supuesto, en este sugerente «collage» humano no faltan los turistas (¿qué esquina de Roma se ve libre de su presencia?), ni tampoco los numerosos establecimientos comerciales, heladerías y locales de moda, en los que se puede tomar una copa a la caída del sol.

Foto vía: Vuelos la mundo

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Que ver en Roma



También te interesará...

Deja tu comentario