El bello convento de Santi Quattro Coranati

Frescos de Santi Quattro Coronati

Sobre Roma vuelve a centrarse en las numerosas muestras de arquitectura religiosa de la Ciudad Eterna. En esta ocasión, es el turno de una construcción muy antigua y estrechamente ligada a la historia de la capital de Italia: el convento de Santi Quattro Coronati, una construcción fortificada que, sin lugar a dudas, impresionará al visitante.

El lugar debe su nombre a cuatro soldados cristianos que fueron martirizados tras negarse a adorar a una deidad pagana. Durante siglos, fue el baluarte de la residencia del Papa, el palacio Laterano. Presidido por una torre carolingia a la entrada, el altísimo ábside del recinto destaca de los tejados anejos.

A pesar de que la primera iglesia erigida en este lugar está documentada en el siglo IV d.C., el edificio tuvo que ser reconstruido de nuevo después de que los normandos, durante el saqueo de Roma, lo incendiaran en 1084. Los trabajos de reconstrucción, impulsados por el papa Pascual II, estuvieron listos a comienzos del siglo XII, a pesar de que sus dimensiones no alcanzaban ni la mitad de su tamaño actual. El jardín de su claustro interior, de 1220 y de factura románica, es uno de los más antiguos de la ciudad.

En cualquier caso, no hay que pasar por alto los interesantes frescos de la capilla de Santa Bárbara (de la época medieval) y, por descontado, la no menos sugerente capilla de San Silvestre (en la foto). Sus espectaculares pinturas al fresco narran la conversión al cristianismo del emperador Constantino el Grande (272-337 d.C.)

En la actualidad, el convento acoge a una comunidad de monjas de la orden de San Agustín.

Información práctica sobre el convento de Santi Quattro Coronati

  • Dirección: Via de Santi Quattro Coranati, 20, Roma.
  • Cómo llegar: se puede acceder en autobús (líneas 85, 117 y 850).
  • Horario: abre todos los días de las 06.30 h a las 12.30 h y de las 15.30 h a las 19.45 h.

Foto Vía: Miguel Hermoso

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Que ver en Roma



Deja tu comentario