El histórico gueto de Roma

Hoy pasearemos por un sitio con mucha historia. A pesar de que decir esto en Roma no suponga destacar demasiado, lo cierto es que la importancia de este lugar traspasa las fronteras de la ciudad; y es que pasear por el gueto de Roma significa pasear por uno de los primeros guetos del mundo.

Muy próximo de la Piazza de Venecia y unido a la Isla del Tíber gracias al Ponte de Fabricio, este lugar nació en 1555 por orden del papa Pablo IV, el cual decidió separar a la comunidad judía, la cual había vivido en Roma en total libertad desde la Antigüedad.

Este gueto inicial era una zona separada del resto de Roma, no solo por sus moradores, también visualmente, pues estaba totalmente amurallado con tres puertas que eran totalmente cerradas bajo llave durante la noche, pudiendo salir tan sólo por la mañana.

Cabe destacar que esta comunidad judía también se vio obligada a acatar una serie de restricciones en cuanto a sus libertades personales, pues no podían acceder a determinadas profesiones así como aguantar sermones católicos durante su shabat.

Muchos judíos estaban conformes con este ostracismo, pues era tomado también como una medida de protección para esta comunidad. No obstante, el principal objetivo de este confinamiento no era otro que mantener alejados a los judíos de la comunidad cristiana para que estos no intimaran demasiado con los miembros de otra religión.

En la actualidad, este gueto esconde tesoros tan importantes como la Sinagoga de 1904, el Museo Judío o cientos de tiendas judías en las que podremos degustar sus dulces y comprar toda serie de recuerdos.

Además, es considerado uno de los barrios con más encanto y con mayor diversidad cultural de todos. No es raro encontrar lugares de moda como el Rialto Sant Ambrogio, que es una discoteca bastante alternativa y frecuentada por los jóvenes romanos.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Historia de Roma, Que ver en Roma



También te interesará...

Deja tu comentario